domingo, 25 de mayo de 2008

CARACTERISTICAS DE UN LIDER

LEALTAD:
El líder debe ser leal con el proyecto que representa.
VALENTÍA:
El liderazgo es una misión apasionante pero conlleva riesgos que deben ser asumidos con valor y entereza por el líder. o El ejemplo de valor de un líder compenetrado con su rol y misión es fundamental para que el grupo alcance el éxito en la empresa iniciada.
CONVICCIÓN:
El líder debe estar firmemente convencido de la importancia de la empresa y de su acción en el grupo que la llevará a cabo.
EQUILIBRIO EMOCIONAL:
El liderazgo se cimienta en un gran equilibrio emocional que permite al líder enfrentar situaciones adversas, controlar sus emociones, y tener la claridad mental para solucionar los problemas que se presenten.
NIVEL DE PREPRACION:
Un líder debe estar en condiciones de soportar con altura la tarea que le corresponde y ser un digno ejemplo para sus compañeros.
COMPRENSIÓN:
La comprensión es un lujo del espíritu del hombre y los lideres que se precien de serlo deben tenerla generosamente desarrollada para entender y ayudar a sus compañeros.
DECISIÓN:
La toma de decisiones acertadas, inmediatas, oportunas es un requisito de calidad para un líder.
COMUNICACIÓN:
La toma de decisiones debe llegar al grupo a través de una adecuada y fácil comunicación que involucra la forma en que se trasmitirá el mensaje, el contenido del mensaje y la estructura del mensaje para su rápida captación.
ANTICIPACIÓN:
La anticipación requiere de una buena experiencia, conocimientos de la materia que se trata y algo de intuición y capacidad para aceptar retos.
ESPÍRITU COMBATIVO:
Esto no significa que el hombre crea que siempre va a ganar sino que debe estar firmemente convencido de que siempre va intentar ganar. Reconocer la posibilidad de la derrota no es igual a resignar el triunfo.
SEGURIDAD EN SÍ MISMO:
El líder necesita tener una gran seguridad en sí mismo y además debe ser capaz de trasmitirla.
TACTO:
El arte de la palabra o la acción exacta en el momento requerido con el acento que corresponda tiene que ver con el tacto. La falta de tacto, en el mejor de los casos, inhibe al subalterno y en el peor, crea un fuerte resentimiento.
CREDIBILIDAD:
La honestidad y capacidad de un líder lo hacen digno de confianza y le otorgan ese cheque en blanco que es la credibilidad de sus compañeros de grupo.
USO ADECUADO DEL PODER:
El líder no usará su posición en el grupo para obtener beneficios personales.
TENACIDAD:
Es la capacidad de no claudicar en situaciones límites, de resistir activamente, aun cuando se tiene muy pocas posibilidades de alcanzar el objetivo.
RESPETO Y RECONOCIMIENTO:
Los buenos líderes reconocen los méritos de sus compañeros y los exhiben para que sirvan de ejemplo a toda la comunidad. Esta actitud enaltece al líder y multiplica el respeto y cariño que le profesa el grupo
FUERZA MORAL:
Los líderes deben poseer una gran fuerza moral para superar con altura las desgracias personales, el desaliento producido por las derrotas, y la acerba critica de sus enemigos.
CAPACIDAD DE APRENDIZAJE:
El líder debe estar siempre abierto a nuevos aprendizajes para ampliar sus conocimientos y poder responder con altura a las tareas que enfrente.
DISCIPLINA:
La disciplina en la vida privada y en el trabajo es una cualidad altamente deseable en todo líder. La disciplina entendida como aceptación y respeto de las normas formuladas para y por el grupo es fundamental para su funcionamiento.
SENCILLEZ:
Un líder no se debe distinguir de sus subordinados por la ropa o los artículos de lujo que ostenta. Sus más relucientes joyas serán su capacidad, su entrega, sus elecciones acertadas, y el jugarse siempre por sus compañeros. El objetivo que convoca debe iluminar y potenciar al equipo.
RESPETO A LAS DIFERENCIAS:
Un líder debe saber actuar con sabiduría y flexibilidad ante la diversidad de opiniones y ángulos que plantea un problema al grupo. Debe ser respetuoso con todos los miembros del grupo aunque tenga diferencias de ideas con algunos.
ESPÍRITU DE EQUIPO:
Se logra cuando los jefes pueden pedir a sus subordinados que hagan lo que él hace.
CLARIDAD DE LA TAREA:
Los ayudantes del líder deben ser capaces de trasmitir a los integrantes de bandas de Guerra y Escoltas una idea clara de lo que se espera de ellos y también ampliar la idea del entrenador en jefe en los aspectos técnicos, tácticos, de grupo e individualmente.
EL VALOR DE LA EXPERIENCIA:
Los integrantes más experimentados deben, pensando en las indicaciones del instructor, resolver en el campo las situaciones inéditas que no pudieron ser previstas por el técnico ni ellos mismos y comunicarlas a sus compañeros.
EL CAMINO DE LA VICTORIA:
La victoria rara vez aparece como fruto de la casualidad: ella se construye con habilidad, con inteligencia, con voluntad, con sudor, con valor, y conocimientos de sus líderes y de todos los miembros del grupo.